Comunicación e Innovación al servicio de las empresas y organizaciones

La semana pasada tuve la oportunidad, de la mano de la Asociación de Antiguos Alumnos de la Universidad Politécnica de Valencia, de participar en su Foro Innova&Acción ante una cuarentena de empresas de sectores de lo más variado.

Realizando un repaso histórico desde los años 80 pudimos comprobar cómo en treinta años, y gracias a la Innovación, hemos pasado de un modelo de Comunicación 1.0 a otro 4.0, en el que el dato en todas sus vertientes protagonizará su evolución. De un sistema sencillo protagonizado por los emisores, con una comunicación unidireccional, canales y medios contados casi con los dedos de las manos, y herramientas analógicas, a un modelo complejo donde el protagonista es el receptor, que no sólo comparte contenido sino que lo produce, donde la tecnología favorece nuevos escenarios de modelos predictivos de comportamiento, inteligencia artificial y conversaciones incluso emocionales con robots.

Nos encontramos en un sistema donde reina el dato, y la forma de interpretarlo y explotarlo marcará el futuro del modelo

Estamos en un momento clave: es el momento de la Innovación pero también de la Comunicación. Sin Innovación no hay futuro y sin Comunicación de la Innovación ésta no persiste. Entendiendo la Innovación como hacía John Shumpeter: a las personas se les ocurren ideas geniales todo el tiempo pero el reto consiste en crear algo comercializable: hay innovación cuando una invención es llevada al mercado para que las personas puedan disfrutar de sus beneficios. Se trata del impacto que genera la Innovación en la sociedad, de las consecuencias que la misma tiene sobre un producto, servicio o desarrollo de cara a las personas que la pueden disfrutar.

Con esta visión de la Innovación está claro también que la Comunicación y la Innovación están conectadas. Están tan relacionadas que una sin la otra no tiene razón de ser. La Comunicación forma parte de la Innovación no sólo cuando ésta ha de ser compartida entre sus públicos para que éstos la adopten, sino desde el mismo momento en que se origina en la organización.

Una verdadera entidad innovadora apostará por la Comunicación como eje estratégico y vertebrador de la misma hacia el equipo y empleados.

Más información sobre esta intervención en el Foro Innova&Acción en Revista Polivalencia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *